Sports de ca Nostra

Jordi Serra: «Los padres con actitud agresiva tendrían que ir al campo de manera pacífica y con la ilusión de ver a sus hijos jugar al fútbol»

Jordi Serra Palau (Ibiza, 21-01-1995) es una de las firmes promesas de nuestra cantera. El mediapunta del Sant Jordi desprende talento y calidad por los cuatro costados y puede presumir de haber debutado en Tercera División con tan sólo 16 años. Pepe Arabí le dio la alternativa la temporada pasada en el feudo del Ferriolense y el joven futbolista, defendiendo la elástica del Isleño, se convirtió en el jugador ibicenco más joven en estrenarse en la competición balear.
El verdinegro es una de las estrellas del equipo de Juanjo Cruz y uno de los pilares de su proyecto. Apasionado del buen fútbol, el jordier, hermano pequeño del también futbolista Toni Troya, ha pasado por equipos como la Penya Blanc i Blava, Insular, Ciudad de Ibiza, Ibiza, Rapid e Isleño. En todos los clubes ha demostrado su magia y clase con el balón y en benjamines fue nombrado mejor jugador, distinción que recuerda con orgullo.
Se define como un gran pasador y asegura que el gol no es su fuerte. Aún así, consiguió ver puerta en Liga Nacional en la primera y segunda jornada. Suma dos goles, pero espera enchufar alguno más. Dedicarse al fútbol a nival profesional es el sueño de Jordi Serra, un tipo que disfruta sobre el césped y contagia a sus compañeros su simpatía y saber estar.

-¿Cómo recuerdas tus primeros pasos con un balón entre los pies?
-Con mucho cariño, ya que fue el comienzo de una larga y bonita historia. La primera vez que toqué la bola me marcó. Después ya no pude parar de pensar en una pelota y jugar con ella.

-¿Qué significa el fútbol para tí?
-Al principio era tan sólo un pasatiempo, pero con el tiempo se convirtió en una pasión. Es algo inexplicable. Podría decir que es mi vida.

-¿Practicas otro deporte?
-Sinceramente no, pero una de mis aficiones en los ratos libres es jugar con los colegas al FIFA. Es una manera de seguir jugando al fútbol, aunque echándote unas risas.

-¿Hay algo de este mundo que no te guste?
-Todo lo que conlleva el fútbol es maravilloso, pero sí hay algo que no me satisface. Y es lo injusto puede llegar a ser. En muchas ocasiones estás jugando un partidazo y el rival, sin hacer nada, te enchufa un gol y te manda para casita con cara de tonto. De todos modos, del deporte rey me gusta todo. De lo contrario, no lo estaría practicando.

-¿Cuáles son los principales valores que debe tener un futbolista?
-Varios, pero sobre todo humildad y respeto, además de compañerismo. Si no los tienes nunca puedes ser un buen jugador de fútbol.

-¿Qué le dirías a esos padres que tienen una actitud agresiva en los partidos de fútbol base?
-Pues que no se alterasen, ya que los chavales juegan para pasárselo bien y aprender. Deberían dejar hacer su trabajo a los entrenadores y también a los árbitros. Tendrían que ir al campo de manera pacífica y sólo con el ánimo y la ilusión de ver sus hijos jugar a fútbol.

-¿Con qué futbolista de élite te gustaría jugar un encuentro? ¿Quién es tu ídolo?
-Me encantaría defender la camiseta del Barça al lado de Messi, aunque es imposible, jajaja. Es un pedazo de futbolista. Y mi referente por supuesto que es el argentino. Es complicado que un crack como él no lo sea. De todos modos, también me encanta Andrés Iniesta. Es un mago a la hora de tratar el balón con los pies.

-Echando la vista atrás. ¿Cómo viviste tu debut en Tercera División? Sólo tenías 16 años.
-Muy intensamente, ya que estrenarte tan joven en esta categoría y encima fuera de casa es poco normal. Fue una experiencia que jamás olvidaré mientras viva. Lo afronté con muchas ganas e ilusión y gracias a Dios fue todo bien.

-¿Qué es lo mejor y lo peor de Jordi Serra?
-Creo que lo positivo es la manera que tengo de afrontar los entrenos y los partidos, ya que los vivo siempre a tope. Lo negativo es que necesito estar arropado dentro del terreno de juego. Si no lo estoy no soy el mismo.

-¿Te has imaginado alguna vez tu futuro?
-La verdad es que no. Me gusta ir día a día y, hoy por hoy, mi presente está en Sant Jordi. Lo que tenga que venir más adelante ya vendrá. De todos modos, tengo que decir que me gustaría dedicarme a esto profesionalmente.

-¿Cómo te sientes cuando ganas un partido?
-La sensación de alcanzar el triunfo tras correr como nadie 90 minutos después de luchar sin cuartel es algo grandioso. Vencer es signo de que has hecho bien las cosas, de que has llevado a cabo correctamente el planteamiento del míster. Ganar es lo mejor que te puede pasar en el fútbol, aunque cuando pierdes es diferente, claro está. Te vas a casa pensando en lo que has hecho mal y te cuesta mucho dejar de pensar en el partido.
-¿Sueles dedicar los goles que marcas a alguien en especial?
-La verdad es que no, pero si el día anterior al encuentro tengo alguna razón para brindárselo a algún amigo o amiga no tengo problema alguno en hacerlo.

-¿Te da consejos tu hermano?
-Es un referente para mí. No me suele decir muchas cosas, pero todo lo que me transmite me lo tomo muy bien para poder aprender más. Normalmente, lo que suele comentarme Troya es que juegue tranquilo, ya que todo es más fácil de esta manera.

-¿Quién es el mejor entrenador que has tenido?
-He tenido muchos, pero con quien más tiempo he estado ha sido con Juanjo Cruz y, por la tanto, es el mejor míster. No deja que te duermas en ningún momento y sabe sacar lo mejor de ti. Además, es todo un experto motivador. Las charlas que da en el vestuario son espectaculares.

 -¿Qué tal todo por Sant Jordi? ¿Te has adaptado bien a tu nuevo equipo?
-La verdad es que estoy bien. Me encuentro muy a gusto. Va todo sobre ruedas y no me falta de nada en este club, muy acogedor, por cierto. Mi adaptación ha sido rapidísima.

-¿Te llevas bien con tus compañeros? ¿Existe compañerismo y buen ambiente entre los jugadores?
-Sí, en el vestuario se respira muchísimo ambiente de buen rollo. Es difícil llevarse mal con alguno de los cracks de la plantilla. Somos amigos dentro del campo y hermanos fuera de él. Lo damos todo por el fútbol y esto hace que la relación sea magnífica.

-¿Qué valoración haces de la Liga Nacional juvenil?
-Es la primera temporada que participo en la categoría y la verdad es que me ha impresionado bastante. Es una competición en la que no te puedes dormir, ya que la competitividad reinante no te lo permite. Puedes ganar a cualquier rival, pero también puedes perder si no estás a tope.

-¿Qué objetivos te gustaría alcanzar con el Sant Jordi?
-Hombre, el primero de todos es la permanencia, puesto que no es nada fácil mantenerse en esta Liga. Después, creo que tenemos equipos para estar entre los 8 ó 9 primeros clasificados.

-¿Cuál ha sido el mejor momento de la temporada? ¿Y desde que empezaste a jugar?
-El instante más bonito de este año fue cuando metí mi primer gol en la primera jornada de Liga contra el Dosa y delante de nuestra afición. Y el más especial que recuerdo desde siempre fue cuando me nombraron mejor jugador benjamín en la Fiesta del Fútbol. De todos modos, también guardo un imborrable recuerdo cuando nos fuimos mis amigos Saúl y Xavi y yo a Villarreal para hacer unas pruebas.

-¿Quién es el jugador juvenil de las Pitiusas que más te ha impresionado?
-Sin duda alguna es Xavi, mi compañero y amigo de equipo. Es un jugadorazo. Te sabe aguantar el solito el medio del campo. Espectacular persona y deportista.
Francisco Natera

Los comentarios están cerrados.