Sports de ca Nostra

Voleibol /// Superliga femenina ; Valeriano Alles-Tenerife (3-0)

Vuelta a la calma. El Valeriano Allés superó con facilidad su compromiso con el débil Santa Cruz de Tenerife, al que venció por 3 a 0 en el debut ante su público. No fue un partido brillante y quedó claro que esta temporada no se verá por el Pavelló el espectáculo del año pasado, pero partiendo de la premisa de que el equipo es del montón, sí se le podrá exigir ser el mejor de los demás (sin Haro y Murillo). Por nombre y trayectoria el Valeriano está obligado a ofrecer el máximo en cada partido y a no dejarse llevar por el cambio de ciclo que ahora ha empezado.

El bicampeón fue de menos a más. La sensación general es que este año se verá otro voleibol, pero que no tiene que ser excusa para saber que son las actuales campeonas y que se debe jugar cada partido pensando en revalidar el título.

Tras los dos primeros puntos se podían sacar dos conclusiones. Primera, que este partido solo lo podía perder el Valeriano, y segundo, las bermellonas deben mejorar y mucho si quieren entusiasmar a la afición y ofrecer un nivel acorde con su estatus. El primer tanto mostró las carencias del rival. Saque directo de Sheila por falta de entendimiento de las jugadoras canarias. El segundo, radicalmente diferente. El Tenerife, como si de un “sparring” se tratara, solo se dedicó a pasar el balón al otro lado de la red, en varias ocasiones eso sí con el mérito de salvar balones complicados. Con el 4-0 el técnico visitante paró el partido. El demérito del rival se impuso al mérito local. Pero tras el primer punto del Tenerife, por una mala recepción de Sokorina, las canarias mostraron garra y coraje y sorprendentemente igualaron el choque (6-6). Bep Llorens no estaba satisfecho en el banquillo. A poco que el Valeriano hiciera las cosas mínimamente bien, el partido no tendría historia, pero en aquel momento la historia daba al Tenerife el tiempo técnico (7-8).

Se puso las pilas el Valeriano, y empezó a rematar con más eficiencia. D’Amaro, Mc Natt y Sokorina empujaron a su equipo. Rápidamente, 15-11. Aún había algunas lagunas, pero el primer parcial estaba encaminado. El Valeriano precisaba rematar con más contundencia. El rival iba a rachas, y era capaz de enlazar varios errores seguidos con varios puntos a favor que les proporcionaban un marcador más cercano (24-16) aunque la ventaja local se esfumó al lograr el Tenerife cuatro puntos seguidos. Mc Natt remató el set (25-20).

La mala recepción del Tenerife, condujo rápidamente al Valeriano a marcharse en el marcador (5-1). Se serenaron los nervios, y jugando con criterio y sin miedo el marcador reflejó la clara diferencia entre uno y otro equipo. Bep dio entrada a Roser Olives y a Elena Marmaneu, que realizó varios remates de mérito. Sin un ataque claro, el Tenerife no podía ofrecer resistencia (13-5, 16-7, 21-8). Una pequeña pájara del Valeriano (22-12) sazonó el juego con otro conato de mosqueo de Bep Llorens aunque McNatt calmó los ánimos (25-14).

Rotaciones en el tercero

El tercer set iba para paseo. 8-2, 14-6, pero con Marqués, Costa, d’Amaro y McNatt en el banco, el Tenerife se fue acercando cada vez más (21-16), pero puso el resto el conjunto bermellón para dejar la sorpresa para otro día y finiquitó con el 25-18. Buena primera toma de contacto para el Valeriano Allés ante un rival, que con el equipo del año pasado no habría ni para empezar.

Los comentarios están cerrados.