Sports de ca Nostra

José Luis Bahamonde, entrenador del Atlético Villacarlos de Liga Nacional Juvenil

Con José Luis Bahamonde las charlas sobre el fútbol durarían horas y serían de lo más entretenidas. Antes que nada porque la tertulia sería franca y directa, sin pelos en la lengua, y con los pies en el suelo. Y más cuando el tema gira en torno a su Atlético Villacarlos, revelación de la Liga Nacional Juvenil, que ocupa la cuarta posición.

“Los chavales el otro día me comentaban en el entreno las posibilidades de ascender a División de Honor y les dije, antes que nada, que eso sería un follón para el club porque es una categoría muy cara”, bromea este mahonés que lleva una década moviéndose entre juveniles. Reconoce que le hace mucha ilusión entrenar a nivel balear pero que no lo está disfrutando por el exceso de presión. Y eso que van cuartos.

“No lo esperábamos, el equipo ha respondido sobre todo tras dos derrotas consecutivas en las que hubo un punto de inflexión que sirvió para que tuviéramos los pies en el suelo, darnos un toque de atención y encadenar cuatro victorias seguidas”, admite el técnico amarillo sobre el rendimiento que están dando sus muchachos, aunque deja claro desde el primer momento que “somos el Villacarlos y nuestro objetivo es llegar a los 40 o 43 puntos que en teoría nos darán la permanencia”.

De momento llevan 20 tras once jornadas y de las tres derrotas que han sufrido, dos han sido contra los dos últimos clasificados, el Cide y la Unión. Curioso.

Pero no todo es alegría y facilidades. Bahamonde asegura que no disfruta. “La categoría es muy bonita pero no la estoy disfrutando, siento mucha presión porque si el equipo baja no sé cuando volverá a tener Liga Nacional Es Castell y es algo muy positivo para los más pequeños y no quiero ser el que les quite la ilusión”. Por eso sigue con mucha atención cómo le van las cosas a los equipos baleares en División de Honor. “El San Francisco lo tiene complicado para salvarse pero espero que el Menorca no baje porque nos daría más opciones de salvarnos”.

El entrenador, ex de la UD Mahón, admite que su terror a principio de temporada era que “no pudiéramos competir y entrar en una dinámica similar a la del Ferreries la temporada pasada que solamente llevaba dos puntos después de 30 jornadas sin tener tan mal equipo”, algo que de momento no ha pasado.

Pero, ¿cuál es la clave de este gran arranque? “A parte del buen rollo y de la predisposición, que los jugadores me han sabido entender y yo a ellos, y que han sabido comprender la categoría porque la mayoría son debutantes”. Y, ¿qué le parece la Liga Nacional? “Me he encontrado muy pocas propuestas de fútbol pero el equipo que más me gusta es el Manacor por la fuerza que tiene, de hecho lo que más me atrae es la intensidad y el poco tiempo que te dan los rivales para pensar”.

Amante del fútbol y de la familia, Bahamonde reconoce que “con mi plantilla y Marc Urbina e Izan Canet -del Menorca de División de Honor- estaría peleando por el ascenso” pero que en realidad “el objetivo es salvarnos”.

Motivados ante el Baleares

El domingo a las 12 visita el municipal de Es Castell el Atlético Baleares, segundo a solo tres puntos de los amarillos, el primero de los grandes con los que se cruzan. “Mis jugadores están tan motivados con la visita del Baleares que me da miedo decirles algo más por lo que pueda pasar”, asegura.

Lo cierto es que el Villacarlos recoge felicitaciones por su juego y su comportamiento allá donde va. ¿el secreto? “Les digo que si juegan bien pueden perder pero si lo hacen mal es más fácil que pierdan”. Pues eso, cuartos.

Diario de Menorca

Los comentarios están cerrados.