Sports de ca Nostra

Pepe Arabí, Dani Ferrer y Rubén Canedo preparan una demana contra el Atlético Isleño por el impago de 14.400 euros, correspondientes a cinco mensualidades

No hay marcha trás. La dedicisión está tomada. El cuerpo técnico del Isleño de la temporada pasada, el que formaban Pepe Arabí, Dani Ferrer y Rubén Canedo, tiene muy claro que la única manera que encuentra para cobrar lo que el club le adeuda es a través de una demanda judicial y ya ha puesto en marcha la maquinaria necesaria para que sea un juez quien busque una solución a los impagos de las mensualidades que todavía, a día de hoy, sigue sin cobrar.
Cansados de buenas palabras e intenciones, los tres reclaman a la entidad presidida por Vicente Torres, Murtera, un total de 14.400 euros, cantidad que corresponde a las nóminas que van desde enero a mayo de 2012. Los entrenadores están hartos y cansados de entrevistarse con el madamás atlético para tratar de arreglar este asunto, pero desde la entidad no ha habido reacción alguna, a pesar de la paciencia que han tenido. Decenas de llamadas teléfonicas, reuniones… Varios encuentros entre ambas partes no han servido para dar carpetazo a un asunto que acabará en los juzgados. El directivo nunca se negó a liquidar la deuda, pero lo cierto es que no cumplió los calendarios de pago pactados y los miembros del exstaff técnico del equipo ya no están dispuestos a esperar más.

En la última cumbre, Murtera pidió a los prepradores que aceptaran el abono de los 14.400 euros a través de seis plazos. Era el tiempo que el directivo entendía que podría necesitar para pagar lo que debe el club a los tres técnicos, a quienes no les importó este aplazamiento con tal de percibir su dinero. Lo único que exigieron fue que la deuda fuese avalada por alguna persona física del Isleño, es decir, tener una garantía de cobro. Si la entidad no paga que lo haga el que firme el documento. La respuesta por parte de la directiva fue negativa. Nadie quiso rubricar ese papel, así que Pepe Arabí, Dani Ferrer y  Rubén Canedo, que tienen un reconocimiento de deuda de la unión deportiva, a través de su abogado, enviaron un burofax a la sede social de Can Misses haciendo saber a los responsables atléticos cuáles eran sus intenciones. Nada que no supiera antes Murtera, puesto que ya estaba avisado verbalmente de que si el Isleño no pagaba, los técnicos irían a los juzgados a reclamar lo adeudado, 14.400 euros.
La demanda ya se está gestando en el despacho de un letrado y ahora será un juez el que dicte sentencia. FUTBOL PITIUSO
Francisco Natera

Los comentarios están cerrados.