Sports de ca Nostra

Tolo Cursach y Fernando Crespi o La ingratitud de una afición ….

Los aficionados del At. Baleares, en estos últimos años, han tenido la suerte de poder contar con dos personas, que gracias a sus aportaciones, han podido disfrutar del mundo del fútbol. Primero en tercera división y a continuación en la segunda B.

Fernando Crespí, mejor presidente de la historia del equipo blanquiazul, supo convencer a Tolo Cursach para que colaborara en este proyecto. En un principio fue con jugadores y a medida que pasaban los años su aportación ya era económica, hasta llegar a invertir varios millones de euros.

Cursach se sentía como en su casa, arropado y querido por una afición que veía, que gracias a estas ayudas, su club, una institución que muy posiblemente de no ser por estas personas estaría desaparecido o en regional preferente, llegó con tales aportaciones a proclamarse campeón de la segunda B e intentar ascender, objetivo que no se consiguió por motivos meramente deportivos.

Tras esta decepción, se volvía a apostar en hacer un equipo, se invirtió  más de un millón de euros, se trajo a lo mejor que se podía traer dentro del mercado futbolístico. Pero como en el fútbol dos y dos, no suman cuatro las cosas no están rodando bien. Pues bien, esos aficionados que deberían de seguir estando agradecidos, han optado por meterse con Fernando Crespi y con Tolo Cursach, como si ellos tuvieran la culpa de que el balón no entre dentro de la portería contraria. El presidente fue increpado por algunos aficionados este domingo tras la derrota ante el Binissalem, y Cursach y Crespi están sumamente decepcionados, se sienten traicionados por una gente que debería no estar agradecida, pero sí satisfecha y con ganas de apoyar y dar ánimos a una gente que lo ha dado todo por este club. El Baleares es el peor negocio de Tolo Cursach, él lo sabía antes de entrar, era consciente, pero quería ayudar, sus aportaciones rondan los cientos y cientos de millones de euros .Un ejemplo, esta temporada el club genera 95.000 euros al año, y los gastos mensuales rondan los 130.000 euros que salen de un bolsillo. Por lo tanto juzguen ustedes y saquen sus conclusiones. Que el Atlético Baleares desaprovecha a estas dos personas es el error más grave que se puede cometer. Cursach para los amigos lo da todo, y por culpa de unos aficionados el futuro del club se puede tambalear a final de la temporada. Recordemos que ahora es una sociedad anónima y que como tal puede desaparecer.

Y termino. Yo no sé lo que han hecho los anteriores presidentes de este club. Pero Fernando Crespí y Tolo Cursach, cada uno dentro de sus posibilidades, han puesto muchísimo, sabedores que no se llevarían nada a cambio. Que grave error se esta acometiendo esta gente. Fora de Joc J.A.bauza

Los comentarios están cerrados.