Sports de ca Nostra

Joaquin Caparros y la maldición Blanca

Joaquín Caparrós se cruza mañana con uno de sus peores enemigos. El técnico utrerano no guarda buenos recuerdos de sus últimos duelos ante el Real Madrid, con un balance de una victoria (1-0 con el Athletic en la campaña 2009-10) y diez derrotas en el último lustro y afronta el encuentro de mañana con la intención de alterar el rumbo de la historia: cinco derrotas consecutivas ante los blancos, 4 goles a favor y ¡19 en contra!.

Globalmente, Caparrós se ha enfrentado a la escuadra merengue en 22 partidos con un balance de cinco victorias, un empate y 16 derrotas. En el duelo individual con José Mourinho, la historia tampoco invita precisamente al optimismo. Ambos técnicos se han cruzado en cuatro ocasiones y siempre el triunfo ha sido para el portugués con una superioridad goleadora notable: 14 goles a favor y tres en contra.

Primer triunfo

Después de perder sus cuatro primeros enfrentamientos, Caparrós pudo alzar los brazos ante el Real Madrid en la campaña 2003-04 (4-1) en aquel duelo marcado por las lágrimas del madridista Rubén -que hace dos años militó en el Mallorca- al ser sustituido por Carlos Queiroz a los veinte minutos. En la siguiente temporada, Capa saboreó su primera, y de momento única, victoria en el Santiago Bernabéu. Fue el 22 de diciembre de 2004, gracias a un gol de Julio Baptista.

Para cerrar su etapa en el banquillo hispalense, su único empate (2-2) frente al conjunto blanco e inició su experiencia en el Deportivo con una victoria (3-1) ante el equipo dirigido por Vanderley Luxemburgo.

En la temporada siguiente, también al mando de la escuadra gallega, otra victoria para Caparrós (2-0) al Madrid de Fabio Capello. En aquel encuentro, defendieron la camiseta gallega los hoy isleños Dudú Aouate y Javier Arizmendi. Para encontrar la última victoria del sevillano con los madridistas como enemigo hay que remontarse hasta la temporada 2009-10, cuando el Athletic de Jokin derrotó 1-0 (gol de Fernando Llorente) al Madrid de Pellegrini. Desde entonces, cinco derrotas consecutivas, las dos últimas como técnico bermellón.

La primera llegó el 14 de enero del presente año en Son Moix. El Mallorca se adelantó en el marcador gracias a un gol de Hemed al filo del descanso, en el minuto 38.

Pero en la recta final, y favorecido por alguna decisiones arbitrales, el Madrid exhibió su pegada y conquistó los tres puntos. Los goles de Gonzalo Higuaín y José Callejón, en los veinte últimos minutos, le dieron el título honorífico de campeón de invierno al conjunto blanco. El último precedente data del epílogo del curso pasado. El Real Madrid celebró el alirón a lo grande y redondeó una temporada histórica a costa del Mallorca, que buscaba la clasificación para la Europa League. Sin embargo, el bloque de Mourinho aplastó a un enemigo superado por las circunstancias. Cristiano Ronaldo, Benzema y Ozil, con un doblete, dejaron en anecdótico el último tanto de Castro con la camiseta rojilla.

Gracias a ese triunfo, el Madrid se proclamaba campeón con los mejores números de la historia en cuanto a puntuación (100 puntos) y goles (121 tantos).

Mañana, Caparrós tiene otra cita para cambiar el rumbo de la historia, alterar la dinámica y volver a alzar los brazos.
U.H.
Sportsdecanostra.com

Los comentarios están cerrados.