Sports de ca Nostra

Los clubes empiezan a reaccionar ante el vacío de sus gradas

SÓLO EL BARÇA-MADRID HA CONSEGUIDO LLENAR EL CAMP NOU

Han transcurrido ocho jornadas desde que comenzó la Liga y ver ambiente en los campos de primera se ha convertido en una odisea. Ni siquiera la visita de Real Madrid o Barcelona a numerosos estadios ha sido suficiente motivo para conseguir ver una grada sin huecos. Sólo el Clásico del Camp Nou del pasado 7 de octubre consiguió registrar un lleno total. En la pasada jornada, Riazor consiguió una entrada de 34.000 espectadores, cuando el aforo completo es de 37.400. Los aficionados al fútbol en España han respondido así a la política de sus clubes de poner las entradas a precios desorbitados.

La afición española está cada vez más desencantada con el fútbol. Los horarios que impone la Liga, colocando partidos como el Sevilla-Mallorca de ayer un lunes a las 21:30 de la noche, y el precio de las entradas que han fijado los clubes provoca que cada vez menos gente acuda a los estadios a animar a sus equipos. En la jornada que se cerró ayer no se registró ningún lleno, algo que ya se ha convertido en habitual. Además de la ya citada afluencia al estadio Riazor, en el Santiago Bernabéu tampoco se vendió todo el papel para el encuentro que disputaron el Real Madrid y el Celta de Vigo. De los 85.454 asientos que tiene el coliseo blanco, en esta jornada se ocuparon 74.000. La entrada más barata para ver el encuentro era de 40 euros y la más cara, 175.

Riazor y el Bernabéu son sólo dos ejemplos de la imagen desoladora que dejó esta jornada, una de las peores de lo que va de campeonato. En Cornellà- El Prat, con capacidad para 40.000 espectadores casi no se llegó a la media entrada. Los precios oscilaban entre los 40 y los 80 euros para ver el partido que disputaron Espanyol y Rayo Vallecano. En el Coliseum Alfonso Pérez se registraron 7.000 aficionados. Cada persona interesada en ver el Getafe-Levante tendría que haber pagado entre 40 y 80 euros. Unas cifras de máxima categoría para un encuentro de la zona media de la tabla.

Algunos clubes ya han empezado a moverse para bajar los precios

Debido a esta baja afluencia de espectadores a los estadios, algunos equipos ya han empezado a tomar medidas. Es el caso de clubes como Real Sociedad o Valencia que esta jornada dejaron su entrada más barata en los 20 euros. En ninguno de los dos casos la política de ‘rebaja’ tuvo un efecto demoledor. Anoeta y Mestalla registraron aproximadamente un 70% de la entrada. Pese a ello, los clubes son cada vez más conscientes de cuál es la política a seguir.

El Getafe ha sido otro de los que también ha empezado a moverse para tratar de traer más aficionados al Alfonso Pérez. Ángel Torres, sacará un abono en los fondos para la segunda vuelta que se podrá adquirir por 50€. El presidente de la entidad azulona adopta esta medida después de que en esta temporada se registrasen tan sólo 5.700 abonados debido al alto precio, 360 euros el más barato para el público en general. En 2004, el Getafe registró 13.000 abonados, ocho temporadas de caída en picado. El Coliseum es el paradigma de un ‘estadio fantasma’, pese a que el equipo ha pasado por momentos de gloria. 

Los estadios están cada vez más vacíos por la imposibilidad de comprar una entrada. Los aficionados quieren ver a sus equipos pero no a cualquier precio. En Alemania, la Liga puede encontrar una referencia de cómo tratar a sus hinchas. Ahora sólo falta que los clubes tomen medidas.
Confidencial.com
informa sportsdecanostra.com

Los comentarios están cerrados.