Sports de ca Nostra

Terrasa exige que el Club reconozca pérdidas correspondientes a su etapa

El Consejo de Administración del Real Mallorca ha aprobado esta semana los presupuestos del club correspondientes al último ejercicio. Lo hizo con los votos en contra de los consejeros Utz Classen, Pep Roig y Pedro Terrasa. Unos presupuestos que anuncian un superávit de 3 millones de euros.

La forma de contabilizar la quita de los acreedores tras la salida del concurso provocó la enfatizada queja de Terrasa. Según el exdirector general de la entidad, Lorenzo Serra Ferrer debía haber contabilizado los 14 millones de las quitas como pérdidas. De haberse hecho las cosas como quería Terrasa, hubiera votado a favor de unos presupuestos que arrastrarían unas pérdidas contables de 8 millones. Terrasa debe olvidar que el ejercicio contable que se ha cerrado le tuvo a él como responsable económico hasta el mes de mayo; o sea, prácticamente todo el ejercicio.

Fuentes de la planta noble de Son Moix han reconocido a mallorcadiario.com que Terrasa sólo pretendía con el ruido hecho esta semana conseguir que el club presentara esos 8 millones de pérdidas para obligar a ir a una ampliación de capital, que abriría a Terrasa y a Classen hacerse con el control del club.

Respecto a la fórmula escogida por el Real Mallorca para contabilizar la quita de los acreedores como pérdida en los presupuestos, hay que decir que es justo lo que recomienda el Plan General Contable: “se denominan ingresos financieros derivados de convenios de acreedores”. Mallorcadiario.copm

Los comentarios están cerrados.