Sports de ca Nostra

¿Y quién es el responsable?

Dije ayer que no hablaría de temas institucionales porque estoy convencido de que al 99% de vosotros no os interesa lo más mínimo. Sin embargo, no puedo dejar pasar las declaraciones de Pedro Terrasa en las que afirma haber descubierto un desfase presupuestario de 11 millones de euros. Hasta aquí podemos llegar.

Que nada, que dice Terrasa que ha examinado las cuentas correspondientes al ejercicio 2011-12 y que ha descubierto un desfase de 11 millones que el Mallorca ha camuflado incluyendo los 15 millones de la quita del concurso, lo que da un beneficio final de 3 millones de euros. Vamos, ingenieria contable, en otras palabras.

La acusación sería interesante si no fuera por el pequeño detalle de que durante el ejercicio 2011-12, en concreto hasta el 3 de mayo, cuando fue despedido, el máximo responsable económico del Mallorca fue…PEDRO TERRASA, en calidad de consejero delegado y director general financiero del club, con poder absoluto en el área económico. Tengo entonces dos preguntas: 1.¿cómo puede ser que el director financiero de una empresa no esté enterado de la situación económica de la misma? 2.¿cuál era exactamente su función y responsabilidad como director financiero y consejero delegado? En cuanto a la primera pregunta, me extraña que no saliera antes públicamente a denunciar ese desfase. ¿O es que le estaban engañando y alguien llevaba una doble contabilidad? En cuanto a la segunda, sería interesante saber cuáles eran las funciones de un ejecutivo con un salario de 150.000 euros anuales que, por lo que se ve, desconocía lo que sucedía en la tesorería. ¿O no era así?

La situación me recuerda muchísimo a la que se produjo durante su primera etapa en el Mallorca. Entonces era director de gestión con Vicenç Grande, y su firma aparece en multitud de documentos de renovaciones (Manzano) o de pagos de comisiones millonarias a empresas extranjeras por el fichaje de jugadores libres (Keita, Varela, Oscar Díaz…). ¿Por qué tampoco denunció mientras estuvo en el club aquella espiral de gasto que llevó al Mallorca a acumular un déficit de 83 millones de euros? ¿Tampoco, como ahora, sabía nada de lo que pasaba y su responsabilidad era nula?

Sé poco de empresas, pero mis conocimientos alcanzan para comprender que el consejero delegado/director financiero es el máximo responsable económico de la misma, y si detecta que la propiedad ha cometido o pretende cometer irregularidades, su obligación es denunciarlas. Pero denunciarlas mientras está trabajando ahí, no meses después de haber sido despedido. Porque me cuesta mucho creer que del tres de mayo -fecha en la que fue despedido- hasta el 30 de junio -fecha en la que se cierra el ejercicio contable- se hayan podido perder 11 millones de euros. Tomeu Maura

Los comentarios están cerrados.