Sports de ca Nostra

Cada uno en su casa hace lo que le da la gana

No voy a valorar en estos instantes los cambios administrativos que el Real Mallorca ha realizado en el seno de su estructura interna.

Estos despidos estaban anunciados hará unos meses y se pueden considerar normales en cualquier empresa debido a la situación por la que atraviesa la economía. No era normal que el club mallorquín tuviera un Director General y un Gerente, ambos trabajos pueden recaer en una misma persona y lo normal es que se quede en el club la persona que mayor confianza tenga de los actuales máximos accionistas. Lo mismo se puede decir de la fundación, la cual cuenta con seis trabajadores y al ser deficitaria, también necesita una transformación. Es más, ya conocen mi teoría, cada uno en su casa hace lo que le da la gana. Por lo tanto este tema huelga. Lo que si nos debe interesar es la vuelta de Giovani, que el equipo de Caparrós pueda sacar algún punto de su visita a Getafe y que la recuperación de Javi Márquez sea rápida para el bien del equipo.De lo que si creo que tenemos que hablar y destacar es de la reconversión en SAD del At Baleares. Con esta medida que ayer fue adoptada, el club de la Vía de Cintura se garantiza una continuidad, que además viene acompañada por la compra de los terrenos realizada por Fernando Crespi para construir la famosa ciudad deportiva. Por otra parte, otro punto a destacar es la mayoría de acciones que recaen en la familia Cursach, representada por Dusan Koperdak.
Los baleáricos, que los hay, deben empezar a pensar qué personas aportan dinero para que este club histórico permanezca. Algunos de estos aficionados tienen el derecho de ver fútbol y disfrutar de su equipo, pero si censuran el trabajo que han hecho estos señores se podrían encontrar que algunos se cansaran y dejaran el equipo. El Baleares vive unos momentos históricos gracias al dinero aportado mayoritariamente por el señor Cursach, Fernando Crespi y otros. Ojo, no cansemos a la gente. Se hace lo mejor para el club, se quiere conseguir el ascenso, se ha vuelto a invertir más de millón y medio de euros y los cuatro o cinco de siempre se siguen quejando, estos seguro que no han invertido nada de nada.El Atco Baleares es sociedad anónima pero cuidado. El futuro por ahora está garantizado, pero a veces la cuerda se puede romper por cansancio o malas interpretaciones.

Los comentarios están cerrados.