Sports de ca Nostra

El Juzgado de Alicante devuelve al Orihuela a Segunda-B

Debe de figurar en el Grupo II donde estan encuadrados los cuatro equipo de les Illes Balears, por loq ue crea un grave problea a la RFEF. que debera ampliaR  el calendario lo que supondra más jornadas entre semana debido a las fechas de competición.

El mal sueño se esfumó ayer después de más de dos meses de lucha para encontrar justicia. El titular de la Sala 3 del Juzgado de Lo Mercantil de Alicante dejó sin efecto el descenso administrativo del Orihuela a Tercera División. Ahora la entidad deportiva de la Vega Baja vuelve a la categoría de bronce del fútbol español con carácter «inmediato», según refleja el auto del magistrado, que no deja dudas a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para que lo readmita. La búsqueda de la justicia acaba con final feliz, después de un verano de incertidumbre, sin apenas fichajes y con una huelga de hambre de por medio.
El titular de Lo Mercantil contaba desde el pasado lunes con un informe favorable del fiscal para tomar una decisión al respecto. Al tratarse de un club deportivo que se rige mediante Ley Concursal la autoridad competente para tomar cualquier decisión es el juez titular. Así lo hizo constar en su resolución de ayer, que a diferencia de la emitida a finales del pasado mes de julio, no deja lugar a dudas y dijo que la potestad para tomar esta decisión es únicamente suya.
El magistrado obliga a la Real Federación Española de Fútbol a readmitir de forma inmediata al club amarillo en la categoría de la que fue expulsado a principios de verano. El conjunto volverá al Grupo III de la Segunda B, por lo que el órgano federativo deberá volver a elaborar un calendario con 21 equipos, lo que supone que la competición de este grupo tenga que apretarse con más jornadas entre semana.
El presidente del Orihuela, Antonio Felices, y los vicepresidentes, Francisco Llor y Antonio Terrés, decidieron ayer presionar al magistrado para que emitiera la resolución a la que se comprometió el responsable judicial el pasado mes de julio. Con tal fin los directivos se desplazaron hasta el Palacio de Justicia de Elche donde solicitaron entrevistarse con el responsable judicial. Tras casi una hora de charla Felices salió de la puerta de los juzgados con un documento que le acreditaba una plaza en la categoría que el club se había ganado por méritos propios. La sentencia era la esperada, pues el magistrado le advirtió al presidente que si la Federación no admitía su último auto redactaría otro más contundente.
Una explosión de júbilo llenó a esta delegación de directivos que convivieron durante una semana en las estrechas oficinas del campo municipal. Dos meses más tarde que el Real Jaén el Orihuela disfrutaba de la misma resolución judicial, aunque los amarillos han tenido que empezar en Tercera y cuentan con doce jugadores.
El presidente de la RFEF, Ángel María Villar, quien ayer entregaba varios premios a los futbolistas de la Selección Española por sus logros durante la pasada Eurocopa, ya apuntó a mediados de agosto que si un juez ordenaba el reingreso del Orihuela no se opondría. Incluso dijo poseer los mecanismos necesarios para volver a configurar el Grupo III y el Grupo VI de Tercera División. Así se lo hizo saber al diputado autonómico, Andrés Ballester, y a la teniente de alcalde, Antonia Moreno, durante su visita a la Ciudad del Fútbol en Las Rozas en el mes de agosto para exigir una respuesta al presidente de la Federación. Ambos responsables políticos se convirtieron en emisarios de ‘guerra’ para hacer de interlocutores entre Villar y Felices.
El presidente llegó durante la huelga de hambre en Los Arcos a alimentarse con un gotero ante la dejadez de los dirigentes federativos por dar su brazo a torcer y hacer pública su decisión de mantener en Tercera División al equipo escorpión.
El auto que firmó ayer el magistrado con sede en Elche causa un verdadero desaguisado en la Segunda B nada más comenzar la Liga. El empecinamiento de los dirigentes federativos de no dejar al Orihuela empezar la competición trasctoca el calendario de veinte equipos del Grupo III y de otros diecinueve del grupo valenciano de Tercera División. Así las cosas la Federación tendrá que volver a sortear las jornadas, si bien puede ajustar la inclusión del Orihuela. En este caso los futbolistas oriolanos tendrán que jugar al emnos tres jornadas entre semana para adaptarse al calendario que comenzó el 25 de agosto.
La resolución del Consejo Superior de Deportes (CSD) también ayudó a los directivos amarillos a conseguir su objetivo de regresar a la categoría perdida. El magistrado de Lo Mercantil revela que el CSD al no admitir el Recurso de Alzada, no deja dudas a un posible conflicto de jurisdicciones. Lo Mercantil, por tanto, es el órgano competente para decidir el futuro del patrimonio del Orihuela, que hasta la fecha es su plaza en Segunda B.
El auto emitido anula los acuerdos de la RFEF que obligaban al conjunto escorpión a presentar un aval «al ser contrarios tanto al artículo 8.4 como al artículo 43.2 de la Ley Concursal». El juez ordena a la Federación que proceda «de manera inmediata» a adoptar las medidas necesarias para «dejar sin efecto los acuerdos de requerimiento de aval y la negativa acceder a la categoría de Segunda División B».
Plantilla y abonos
Ahora la entidad deportiva de la Vega Baja debe completar su plantilla y poner en marcha una campaña de captación de abonos. Por el momento solo cuenta con doce futbolistas profesionales y juveniles, lo que una lesión o una sanción dejaría en cuadro al equipo para cualquier convocatoria. Sobre este aspecto el entrenador, Sergio Inclán, dijo que «no podemos estar toda la temporada echando mano de los juveniles». No obstante, ahora queda pro ver si la Federación concederá una prórroga al periodo de fichajes, aunque sea extraordinaria como también lo es el reingreso del club en la categoría. En este caso la posibilidad de incorporar futbolistas quedaría reducida a los que están en paro o a extranjeros que puedan venir como lo hizo el año pasado Danso a mitad de temporada.
Por su parte, el técnico oriolano cree que «ya no tendremos que jugar contra La Nucía esta semana, no sabemos a qué atenernos hasta que la Federación no tome una decisión». En cualquier caso, si que comentó que «para eso fiché con el Orihuela, para entrenar en Segunda B», y dijo desconocer la normativa sobre este asunto.

Los comentarios están cerrados.